Raviolis con ricotta y espinacas

Una de las parejas más deliciosos en cocina, ricotta y espinacas, que en esta preparación son el relleno de los raviolis. La receta que sigue es de mi abuela y implica el uso de dos diferentes harinas, la clásica de tipo 00 y que de trigo duro. Se pueden servir con una salsa de tomate (como se muestra aquí) o simplemente con mantequilla y sabio; todo dipende de los gustos!

Tiempo: 1h

Ingredientes para 4 porciones: 
– 500g de puré de tomate
– 300g de harina de trigo duro
– 250g de ricotta de vaca
– 150g de harina 00
– 100g de espinacas
– 2 huevos
– 1 diente de ajo
– 1/2 cebolla
– aceite de oliva virgen extra
– azúcar
– nuez moscada
– parmesano rallado
– pimienta
– sal

Preparatión: 
1. Pelar y hervir las espinacas.
2, En una tabla de amasar, tamizar la harina de trigo duro con 150g de harina 00, creando un agujero en centro; poner en el centro los huevos, un poco de sal, un poco de aceite y amasar, añadiendo agua si es necesario, hasta que la mezcla esté suave y elástica.
3. Estrujar las espinacas y picarlas.
4.  En un tazón, mezclar la ricotta con las espinacas y sazonar con nuez moscada.
5. Picar la cebolla y el ajo; calentar l’aceite de oliva en una olla y freír dulcemente el picado.
6. Ajuntar el puré de tomate y sazonar con pimienta, sal y azúcar, y cocinar a fuego lento durante 20 minutos.
7. Tomar la masa y extenderla a un espesor de 4mm; distribuir sobra el llenado en pequeños montones separados y crear raviolis.
8. Hacer bullir agua con sal, añadiendo un chorrito de aceite de oliva.
9. Cocer los raviolis.
10. Sazonar la pasta con la salsa de tomate y espolvorear con el parmesano rallado.
11. ¡Servir!

Un comentario Añadir valoración

¡Dime lo que piensas!